Defensa Personal

Todo lo necesario para garantizar tu seguridad

ENTREGA nro 1 – Historia del Tiro en Argentina

Podemos basarnos en la historia del Virreinato y afirmar que el Tiro Deportivo en Argentina es pre-Revolución de Mayo, ya que el mismo Virrey Santiago de Liniers, propicio la realización de competencias de tiro entre la milicia de esa época.

A partir del Gobierno de Urquiza, se dio inicio a la inmigración desde Europa, de numerosos agricultores suizos, que tradicionalmente eran aficionados al tiro.

Luego de pocos años se reunieron estos Colonos para comenzar a ejercitar esa actividad y de allí que se funda la “Sociedad Internacional Suiza” de Villa San José, en la Provincia de Entre Ríos, en el año 1859. Luego le siguió al año siguiente el “Tiro Suizo de San Carlos Sur” y posteriormente el de “San Jerónimo Norte”, ambos en la provincia de Santa Fe.

Preside el Gobierno Nacional Domingo Faustino Sarmiento, cuando se crea el “Tiro Suizo de Belgrano”, en Buenos Aires, con lo que el tiro al blanco alcanza un gran impulso en el país.

Algunos distinguidos ciudadanos de los que militan en esa asociación, fundarán casi dos décadas después el “Tiro Federal Argentino”.

Son momentos difíciles para el país y los fundadores del Tiro Federal Argentino están definitivamente convencidos que, si todos los ciudadanos cumplen una práctica constante de tiro al blanco, será más fácil consolidar la Defensa Nacional, aunque  aspiran a que “nunca llegue la hora de sustraerlos de sus labores fecundas”. (Expresión del primer Vicepresidente de la Institución, Dr. Roque Sáenz Peña).

Un grupo de prestigiosos integrantes del “Círculo de Armas”, reunidos en asamblea extraordinaria resuelven; el 28 de Septiembre de 1891, fundar el Tiro Federal Argentino, con asiento en la Capital Federal y sucursales en todas las capitales de provincia y otros puntos importantes de la República.                       

Los patrocinantes consideran fundamental, que esta nueva institución se rija con prescindencia completa y absoluta de toda cuestión política y electoral y que tenga como único fin, la instrucción de tiro al blanco con armas de guerra para preparar a la milicia y ciudadanía, para la defensa de los supremos intereses de la Nación.    

Se nombra una Comisión con el propósito de llevar el pensamiento a la práctica, buscando la cooperación de otras asociaciones nacionales y, en especial, del club de “Gimnasia y Esgrima”, en cuyo seno había surgido un lustro atrás, la iniciativa de establecer un polígono en la Capital.

Preside la Primer Junta Directiva del Tiro Federal Argentino, que se forma el 6 de Noviembre del mismo año el Dr. Aristóbulo del Valle, secundado por el Dr. Roque Sáenz Peña (Vicepresidente), Jesús M. Espeche y el Sgto. My. Alfredo de Urquiza, (Secretarios), el Dr. Federico Leloir, (Tesorero),  Tomás Santa Coloma, (Pro-Tesorero), el Cnl. Ricardo A. Day, (Comisario General de Tiro) y el Ing. Carlos Morra, (Sub-Comisario General). Los vocales son; el Grl. Lucio V. Mansilla, Manuel Láines, el Grl. Alberto Capdevila, el Grl. Francisco Reynolds, el Dr. Marcelo T. de Alvear, el Capitán de Fragata Manuel Domecq García, el Tte. Gral. Emilio Sellstróm y Rodolfo Araujo Muñoz.

El comienzo de las actividades deportivas se produce con el Primer Concurso Social el 17 de marzo de 1895, en las instalaciones del polígono del Tiro Suizo de Belgrano, al que acudió el ministro de Suiza, ratificando con su presencia, la disposición de esa comunidad, la que no había ahorrado atenciones para con las autoridades de la nueva entidad.

El Tiro Federal Argentino, es por fin una realidad. El 15 de septiembre de ese año se sanciona una ordenanza municipal, y 24 días después una subvención del Congreso de la Nación, para terminar el polígono que ya se ha empezado a construir en el parque 3 de Febrero (hoy Palermo). En reciprocidad, el Tiro Federal, permitirá en forma gratuita, el uso de su polígono a los Cuerpos de Línea y Guardia Nacional de la Capital.

Antes de finalizar el año 1895, asume la presidencia del Tiro Federal Argentino, el Gral. Luis María Campos, y solicita al Ministerio de Guerra, autorización para enviar fusiles Máuser a las sociedades de tiro del interior, para el cumplimiento de sus fines.

El 22 de marzo de 1896 se inauguran las instalaciones del polígono y el Presidente de la República, José E. Uriburu, recibe el anuncio del comienzo de las actividades, por medio de palomas mensajeras, todo un símbolo de una relación que se vuelve positiva, cuando el tirador está alentado por nobles fines.   
 
Desde entonces, el Tiro Federal Argentino, cumple con el  patriótico cometido fundacional, cediendo el uso de sus modernas instalaciones a las Fuerzas Armadas,  de Seguridad y otros Organismos Oficiales.

Al mismo tiempo, sus polígonos e infraestructura, hoy emplazados en el barrio porteño de Núñez, con 17 hectáreas de extensión, únicos por tamaño y calidad en Argentina y Sudamérica, son el escenario obligado y el Estadio Nacional del Deporte de Tiro.  

Un 21 de agosto del año 1921, comenzaba la historia de la institución en Comodoro Rivadavia, fue YPF hasta la época del 50 y en los años 60 cambio de nombre para llamarse Tiro Federal Argentino “Enrique Mosconi”.

A lo largo de su historia, se disputaron las más importantes competencias de nivel nacional e internacional como  Juegos Deportivos Panamericanos, Campeonatos Sudamericanos, Copas del Mundo y Campeonatos Nacionales, de todas las disciplinas de tiro. Por sus galerías pasaron los deportistas más representativos y destacados del país y del mundo.

Su sede social fue declarada Monumento Histórico Nacional, mediante Decreto Nº 1680 del 27 de diciembre de 2005, del Poder Ejecutivo Nacional, publicado en el Boletín Oficial de la Nación, el 6 de Enero de 2006.